+34 696343894 info@sereola.com

La tecnología no solo ha llegado a nuestros hogares, sino que se ha adherido a sus paredes de una manera muy interesante. Se trata de la domótica inalámbrica un sistema que facilita el manejo y control de las actividades del hogar sin cableado. La instalación domótica inalámbrica se concentra en dar bienestar, confort y ahorro a cada persona que la requiera. El sistema domótico inalámbrico consiste en generar un ambiente de control a distancia. En este proceso interviene la iluminación, la temperatura, las persianas, cámaras de seguridad, puertas, ventanas, entre otros. De todas estas la iluminación domótica inalámbrica es la que más personas instalan por la fácil, económica y practica que resulta ser.

¿Cuáles son los sistemas inalámbricos para tu vivienda?

En el mundo de la domótica los sistemas inalámbricos son diversos, pero tienen una tarea en común: mejorar tu calidad de vida y el de tu familia. Se componen básicamente de gestionar las labores convencionales de tu hogar, pero desde un Smartphone. Para entender esto mejor imagina que vienes manejando desde tu trabajo y el clima externo está muy alto. Mientras vas rodando tienes el deseo de entrar a casa y que el clima sea fresco. Desde el auto, en pleno movimiento y a unos cuantos kilómetros de distancia puedes encender el aire y mejorar el ambiente. Esto solo se logra con la domótica inalámbrica. También puedes hacer lo mismo con la luz, si tienes una cita o un evento especial en casa, a distancia puedes programar el encendido de la luz al detectar movimiento o a una hora determinada. Estas acciones varían en función a tus necesidades y ganas de vivir una experiencia tecnología interesante. La domótica inalámbrica para tu vivienda es sinónimo de bienestar y calidad de vida. Se puede ajustar a cualquier hogar o ambiente haciendo que este cambie para mejor. Olvídate del cableado molesto y costoso y pasa a una experiencia de sensores, receptores y control a distancia.

La domótica inalámbrica no requiere obras

Digamos que la domótica es un proceso tecnológico que facilita tu vida, pero cuando es inalámbrica y no requiere obras todo se facilita aún más. Su proceso de instalación es más sencillo porque no requiere obras. Esto es lo mejor de todo, nada de romper, polvo, reconstruir o ensuciar. Al ser inalámbrica los sistemas domóticos son más económicos porque se componen, básicamente, de sensores y configuraciones de equipos. No hay cableado por lo tanto nos ahorraremos mucho dinero y tiempo. Rápidamente podemos disfrutar de una vivienda inteligente al instante controlada a distancia. Estos componentes domótica se pueden adaptar para recibir nuevas actualizaciones y direcciones de mando a otros dispositivos. Hablamos de controlar puertas, ventanas, iluminación, electrodomésticos, entre otros. Lo mejor de todo es que si deseas vender la casa o mudarte, pero quieres conservar la tecnología, puedes hacerlo. Tal y como se monta con facilidad, al desmontarlo será más sencillo. Se traslada y en tu nuevo hogar, sin importar su tamaño podrás tener de entrada una casa inteligente.

¿Cómo se componen una domótica inalámbrica?

Al ser inalámbrica se sabe que no necesita de cableado y que lleva controles a distancia. Sin embargo, lleva otros componentes interesantes y necesarios para que el sistema funcione correctamente. Aquí conoceremos los más importantes:

  • Central domótica: es el cerebro que gestiona todos los dispositivos inalámbricos conectados en el hogar. es el encargado de controlar el tráfico de señales entre el control remoto y los aparatos. Para que esto funciona correctamente todo debe funcionar en el mismo protocolo.
  • Dispositivos: se distribuyen por todo el hogar y existen diferentes modelos. Su función es la de informar lo que sucede durante la comunicación entre la central y los sensores. Las señales se ven reflejadas en pantallas que indican como va todo.
  • Sensores: son dispositivos que reciben y envían señales. Actúan de forma rápida imperceptibles por el ojo humano y son las encargadas de activar y desactivar las acciones. Los hay de movimiento, luz, alarmas, entre otros.
  • Interruptores: están en las paredes y controlan algunas funciones como encender o apagar la luz, bajar o subir persianas, abrir o cerrar puertas, entre otras.

Estos componentes son los que hacen que la domótica España sea tan popular. El poder tener acceso a todo en casa desde un control remoto hace que la vida sea más simple o al menos estas labores. Poder dedicar tiempo a otras actividades y dejar estas a la tecnología es simplemente gratificante. Sin cables, sin obras y a un precio más bajo podrás tener una casa inteligente en segundos.