+34 696343894 info@sereola.com

Hace más de 10 años solo podíamos soñar acerca de cómo serían las casas del futuro, soñábamos con autos voladores y poder hablar con nuestras familias a través de hologramas. Si bien hoy en día los coches no vuelan y aún no se usan hologramas para las comunicaciones, podemos decir que sí contamos con la casa inteligente.

Gracias a la domótica podemos conectar una gran variedad de artefactos a internet y controlarlos a través de nuestros dispositivos móviles con mucha comodidad y facilidad.

La casa inteligente se constituye por la integración de los diferentes electrodomésticos inteligentes que podemos usar. Sin embargo, si todos estos no se encuentran conectados a un sistema domótico son solo individualmente productos prácticos haciendo funciones separadas.

La magia del Smart home consiste en que podemos justamente integrar todas las acciones del hogar bajo una misma central de comandos, así las bombillas pueden encender la luz cuando las persianas se cierren o la radio encenderse cuando sienta que entramos a casa.

El problema de la domótica actual

Se cree actualmente que la domótica está enfrentando una crisis, pues aunque tenemos aparatos inteligentes conectados a una central a través de bluetooth o wifi, éstos si son de diferentes marcas no podrán realizar funciones en conjunto.

Por ejemplo, las lavadoras Samsung notifican a nuestro celular cuando la ropa está lista, mientras que las bombillas Phillips atenúan la luz para nosotros automáticamente al sentir nuestra presencia o si las hemos programado.

Sin embargo, si deseamos conectar dichas bombillas a un sistema de seguridad no podríamos a menos que ese sistema sea de la misma marca. Hay quienes responden al problema insinuando que podemos usar dos aplicaciones, una para las bombillas y una para el sistema de vigilancia.

Pero cuantos más aparatos de distintas macas tengamos ¿Cuántas aplicaciones necesitaremos? Controlar cada una de las aplicaciones nos tomará tiempo, por lo que la domótica en casa se trasformaría ya no en una solución, rápida, sencilla y cómoda, sino en una experiencia poco agradable.

¿La solución?

Como hemos comentado, cada electrodoméstico tiene “su propio idioma”, es decir, cada uno funciona en sí mismo como una central de conexión, impidiendo así la interconexión entre todos.

Marcas como Philips y Google con Nest están trabajando para solucionar dicho problema creando “ecosistemas” de conexión que puedan integrar todos nuestros dispositivos bajo una única central de mando.

Los ecosistemas de conexión nos permiten tener ventajas en tres puntos específicos:

Interruptores inteligentes

Esto es poder programar, accionar o apagar en tiempo real nuestros objetos cotidianos como la plancha, microondas o la estufa. Ya no tendremos que preocuparnos de “haber dejado encendida la estufa” al salir de casa.

En este mismo orden de ideas también podemos “jugar” con la iluminación, incluso cuando no estamos en casa para dar la sensación de que hay personas dentro y aumentar la seguridad dentro de ella.

Termostatos inteligentes

Los sistemas de calefacción y aires acondicionados mejoran de forma eficiente su consumo energético gracias a la programación domótica. También ayuda a confortar el ambiente pues la casa inteligente puede saber cuándo llegamos a casa y encender el aire o aclimatar el ambiente para recibirnos con toda la comodidad posible.

Sistemas de seguridad

Las cámaras IP, los sistemas de reconocimiento y sensores de movimiento son la última tecnología implementada en el hogar para resguardar la seguridad de la casa y la familia.

Domótica del futuro

La combinación de la inteligencia artificial (IA) y los asistentes de voz son los pilares de la domótica del futuro.

Los desarrolladores de sistemas operativos de teléfonos se han centrado en mejorar los asistentes de voz y se han integrado a la investigación de la domótica, ayudando a mejorar notablemente la comprensión de comandos verbales de este sistema.

En cuanto a la IA se están desarrollando algoritmos que permitan darle una cierta autonomía al sistema domótico. De forma que pueda nuestra casa inteligente tomar decisiones pequeñas de forma automática para mejorar las actividades relacionadas.

Estos son los primeros pasos para evolucionar la tecnología domótica en la actualidad, sin embargo, los planes a futuro de este sistema es integrarlo en todas las áreas a nuestro alrededor.

Algunas de las propuestas de la domótica doméstica son:

  • Colocar en los jardines y cocheras cargadores para autos eléctrico que puedan ser monitoreados en tiempo real.
  • Aceras inteligentes que tengan sistemas de calefacción integrados de forma que si hace nieve se active una función de calor para derretirla.
  • En la cocina los hornos y microondas podrán reconocer ciertos alimentos y programar el tiempo de cocción exactos para cada uno.
  • Los baños contarán con sistemas que puedan identificar la salud del usuario y recomendar baños terapéuticos o medicinales.

En cuanto a edificios estos también contarán con sistemas inteligentes para mejorar la vivencia en comunidad:

  • Los casilleros electrónicos en los edificios servirán para que las personas puedan recibir sus paquetes, aunque no se encuentren en casa.
  • Mejorar los sistemas de vigilancia que podrán todos acceder desde su smartphone.
  • De igual forma, objetos como los toldos podrán recogerse automáticamente si ha parado de llover o viceversa.

La programación y configuración de todas estas opciones se harán desde un celular inteligente. Nos volveremos mucho más dependientes de este tipo de tecnologías ya que los múltiples beneficios que proporcionan a nuestro estilo de vida son evidentes.

La demanda de este tipo de sistemas en comunidades se volverá cada vez mayor, por lo que no será sorpresa que ciudades enteras comiencen a mejorar sus sistemas de iluminación e incluso de seguridad.

Incluso hospitales, hoteles, escuelas, industrias usarán esta tecnología para mejorar los procesos productivos de sus actividades. Podemos decir que la tecnología del futuro está a la vuelta de la esquina.

Serola te permite crear el hogar digital de tus sueños, con la automatización de las funciones de tu casa podrás disfrutar de una vida mucho más sencilla y placentera.

Podrás tener tu casa inteligente independientemente del tamaño de tu hogar. Consulta aquí el precio de tu proyecto y comienza a evolucionar tu casa a una Smart home.