+34 696343894 info@sereola.com

La domótica en Valencia ha ido cogiendo cada vez más terreno siguiendo los avances mundiales en el campo. Integrar tu casa con tecnología automatizada puede ser más que un sueño, es la realidad y a su vez, el futuro ahora.

Smart Home Valencia: Domótica del futuro

Cada día encontramos más y más hogares que implementan los sistemas domóticos. Y la domótica en España no se ha quedado atrás. Tanto así, que anualmente, la CEDOM, la Asociación Española de Domótica e Inmótica, participa en varios concursos mundiales. Y siempre llevándose trofeos a casa. Más específicamente, las smart homes en Valencia son un exponente muy importante dentro del país. Si eres de esta ciudad, sin duda ya lo habrás notado. Y si tú aún no has convertido tu casa en una vivienda domótica, no puedes esperar más, ¡este es el momento!

¿Por qué instalar la domótica en tu hogar?

¿Todavía estás indeciso sobre contratar esta tecnología para tu vivienda? Descuida, he aquí algunas cuantas razones por las que deberías instalar la domótica en tu hogar.

Ahorro de energía

Gracias a la domótica, es posible captar qué funciones de la casa consumen excesiva energía y regularlas. A su vez, se puede gestionar la iluminación, de modo que las luces se apaguen cuando no haya nadie en casa o cuando no hagan falta. Lo mismo aplica para prácticamente cualquier equipo electrónico.

Seguridad

Los sistemas de seguridad domótica hacen que otros sistemas sean totalmente obsoletos. Se incluyen avanzados sensores de movimiento y cámaras que te alertarían a tu celular. De este modo, podrías monitorear la seguridad de tu hogar desde cualquier lugar.  Pero no hablemos sólo de intrusos, la domótica también puede encargarse de mantenerte al tanto de fallos en equipos electrónicos. O de accidentes con incendios o inundaciones. Incluso sirve para estar al tanto de los niños o de las personas mayores.

Económico

Tener una smart house en Valencia no es cosa sólo de gente pudiente. Estos sistemas, en su gran mayoría, suelen ser increíblemente económicos. Claro que el rango de precios varía de acuerdo al producto, pero jamás se llegarían a cifras estratosféricas.

Ergonómico

La domótica por lo general es muy discreta. La mayoría de los equipos son pequeños y funcionan por medio de Bluetooth o Internet. de modo que no hay molestos y feos cables. Y, los que aún funcionan gracias a un cableado, ni siquiera lo hacen notar. Y en vista del constante avance, es cuestión de tiempo para que los cables se supriman por completo.

Instalaciones limpias

Lo bueno de que casi todos estos equipos funcionen de forma inalámbrica, es que, por muy complejo que sea, instalarlo no requiere obras. De hecho, se puede hacer una instalación completa en apenas un par de horas y no tendrás que andar limpiando toda tu casa después. Luego de la instalación, te puedes recostar y disfrutar.

Comodidad

Imagínate estar en tu habitación en la segunda planta y recordar que dejaste encendida la luz de la cocina. Ni siquiera te tendrías que levantar de la cama, sólo tomarías tu smartphone y con un par de toques, apagarías las luces.  La automatización del hogar vela, principalmente, por el confort de los usuarios. Desde crear ambientes, como el famoso “modo cine”, que baja la intensidad de las luces y desconecta todos los equipos que no sean necesarios. Hasta encender el aire acondicionado con antelación para que, al llegar a casa, encontremos un hogar fresco.

Casas domóticas: Viviendas del futuro

Los números dicen que, en el 2020, el 80% de la población se asentará en las ciudades. A su vez, la mayoría de las ciudades ya cuentan con conexiones a Internet inalámbricas. Al menos el 60% de las personas contarán con sistemas inteligentes en sus hogares. Esto suma más de 50 millones de dispositivos domóticos conectados a Internet. Y no estamos contando las numerosas casas de campo que hoy en día en las que ya se aplica la domótica.  Pero esto no será así sólo por la necesidad de comodidad y seguridad. También representa una lucha activa contra la contaminación y el derroche de energía. Algo tan simple como que las persianas se abran o se cierren según la posición del sol, puede marcar una diferencia. Estos aparatos son el futuro de la especie y del planeta.