+34 696343894 info@sereola.com

Hoy en día la tecnología forma parte de nuestras vidas de manera habitual. Siempre que miremos en un rincón de nuestro hogar encontraremos algún artefacto tecnológico haciendo nuestra vida mucho más placentera y confortable. La manera en la que resguardamos nuestra casa ha cambiado desde tiempo antiguos, sin embargo, algo tienen en común y son los elementos: llave y cerradura. La única diferencia es que la forma en la que conocemos estos objetos de seguridad ha cambiado totalmente. En tiempos antiguos las llaves eran de madera y fueron evolucionando hasta las que conocemos hoy en día, metálicas. Pero esto no queda allí, como decíamos la tecnología ha vuelto el uso de las llaves y cerraduras en algo mucho más seguro y sencillo. Pues ahora las casas inteligentes utilizan la domótica en puertas, permitiendo tener una cerradura inteligente en la que podemos acceder desde nuestro celular, con una tarjeta o nuestra huella dactilar.

La casa domótica fusiona la tecnología con diversos aparatos electrónicos para convertir nuestra casa en un lugar seguro, cómodo, sustentable y accesible. Uno de los puntos fuertes de las instalaciones domóticas es la posibilidad de tener puertas automáticas, que además de facilitar el tránsito en casa también mejoran la seguridad notablemente.

¿Cómo contribuye la domótica en la seguridad del hogar?

Aunque parezca increíble la tecnología domótica lleva funcionando ya hace mucho tiempo. Cuando veíamos en oficinas o empresas pasar una tarjeta por una cerradura estábamos presenciando sistemas domóticos para puertas seguras. La domótica en puertas ha evolucionado mucho y ahora se incluyen sistemas de pantallas, reconocimiento de voz y movimiento que permiten crear un lugar con una seguridad más fuerte. Y no solo se aplica en las puertas, también en las ventanas y todo tipo de accesos a la casa.

Una de las novedades más populares de estos sistemas tecnológicos es que ahora podemos usar nuestro smartphone para abrir o cerrar las puertas, estemos en la casa o no. Asimismo, podemos controlar quién entra en casa y vigilar el perímetro. Otra de las funciones más versátiles según los usuarios de las casas domóticas es que se pueden programar funciones de seguridad. Por ejemplo, si no estamos en casa podemos hacer que esta encienda las luces al llegar la noche, de esta forma parecerá que hay personas dentro de la casa.

Uno de los atractivos en cuanto a la seguridad de la domótica sin duda alguna son las cerraduras inteligentes. A continuación te contamos cómo se aplica la tecnología para volver los hogares más seguros.

Cerradura inteligente: la domótica a favor de la seguridad del hogar

Es posible que alguna vez hayas dejado en casa las llaves y al volver te has dado cuenta que no puedes ingresar. Esto se debe a que las llaves siempre las dejamos en algún rincón tiradas. En cambio, hoy en día es imposible salir de casa sin nuestro celular. Es por eso que la domótica busca integrar los aparatos inteligentes a sus instalaciones, de esa forma podemos controlar desde el teléfono los diferentes aparatos de la casa, desde las puertas y ventanas, hasta la iluminación y calefacción.

Los nuevos sistemas domóticos de cerraduras nos permiten ingresar a nuestra casa sin tener que usar llaves. Lo hacemos usando tecnologías de reconocimiento facial, dactilar, introduciendo códigos o patrones, etc. Un ejemplo clásico de esto es que podemos asignar claves a los miembros de la familia para que ingresen a la casa. O códigos temporales al personal de limpieza para que el sistema reconozca que es una persona autorizada a ingresar.

Puertas automáticas en la casa inteligente

Además de la seguridad antirrobo que nos proporcionan los cerrojos inteligentes, las puertas automáticas también nos ofrecen una máxima experiencia en casa. Ya que están pensada en personas con movilidad reducida y problemas motores. Podemos mejorar notablemente la vida de un familiar enfermo y hacer su entorno en casa más confortable gracias al cierre automático de puertas domótico.

Asimismo, las casas inteligentes nos permiten tener una comunicación absoluta entre todas las habitaciones de la casa, lo que es una ventaja cuando tenemos niños o adultos mayores en casa. Nuestra casa nos tiene que proporcionar calma, comodidad y seguridad. Los sistemas domóticos y puertas automáticas se han convertido en las instalaciones populares dentro de las casas porque nos ayudan a conseguirlo. Algunas de las aperturas automáticas de puertas que pueden integrarse a través de un sistema domótico con las siguientes:

Lector de tarjeta

Es un sistema realmente sencillo, te permite ingresar a tu oficina o casa con una tarjeta parecida a las de débito y crédito de los bancos. Estas se programan para que dé acceso a la persona que las pase por el sensor instalado en la cerradura.

Acceso por lector de huella

Este sistema es de los más seguros que hay, ya que las huellas dactilares no pueden copiarse pues no hay dos iguales. A través de un pequeño sensor en la pared cercana a la puerta podrás colocar uno de tus dedos para ingresar al espacio donde quieres entrar.

Puertas con código

Con este sistema tienes dos maneras de ingresar, la primera es con un pequeño teclado donde colocamos el código o clave de ingreso, parecido a los cajeros automáticos. El otro es a través de nuestro celular, donde al llegar a casa entramos a la aplicación y colocamos el código para poder ingresar.

Puertas con pantallas integradas

La pantalla táctil integrada al sistema automático de puerta le permite controlar el acceso a tu hogar. Podrás ver quién entra y sale de la casa, además de contar con la oportunidad de grabar en video y resguardar evidencias en caso de robos. Encuentra en Sereola Technologies el mejor sistema domótico de puertas, contamos con diferentes modelos para todos los tipos de casas desde las más pequeñas hasta las más grandes. Instalamos el sistema de tu preferencia en la oficina, en la casa o incluso en tu estudio.

Consulta aquí el presupuesto de tu próximo sistema domótico de puertas automáticas.