+34 963907549 info@sereola.com

Las persianas son un elemento que otorga un gran atractivo visual si se utilizan de forma correcta. Los diseñadores de interiores conocen tal funcionalidad. Las persianas nos permiten controlar la cantidad de luz que entra en una habitación de manera provechosa. Por ello, las persianas automatizadas, son uno de los elementos más interesantes de la domótica.

La mencionada práctica, que consiste en la integración de controles sobre cada aspecto del hogar a nivel instrumental, permite, en la actualidad, un control sencillo y eficaz de las persianas de todo nuestro hogar a través de un control, como puede serlo nuestro propio celular.

El ahorro energético y el confort van de la mano con esta funcionalidad tan característica de todo el movimiento que acompaña a la domótica. A continuación, conoceremos a detalle, todas las ventajas de utilizar esta tecnología con este tipo de fines tan particulares.

Ahorra energía con persianas automatizadas

La domótica está ampliamente familiarizada con la gestión y el ahorro de energía. Esto se debe a que una de sus principales puntos fuertes es el control organizado de las luces y electrodomésticos del hogar, tales como aires acondicionados, para que funcionen únicamente cuando alguien se encuentra en una sala determinada y para que se cesen su función cuando se retiren.

Sin embargo, este objetivo común de quienes utilizan y promueven el uso de la domótica, puede ser complementado por un uso inteligente de las persianas automatizadas y de la luz natural.

Por supuesto que esta consideración también está relacionada con el aporte estético de la luz natural, pero sobre eso comentaremos más adelante. De momento tan solo importa mencionar que con este tipo de persianas es posible aprovechar la luz diurna para reducir el consumo eléctrico.

Aunque también podría lograrse con una persiana manual, el control a distancia mediante la domótica incluye un elemento de confort superior.

Mayor comodidad desde cualquier rincón de tu hogar

Las persianas, hasta cierta época, habían sido consideradas como un elemento agradable a la vista pero difícil de manipular. Las primeras persianas que se comercializaron tendían a dañarse por el mal uso que se hacía de ellas.

Persianas con sus cuerdas con nudos o con algunas de sus partes malogradas era algo común y corriente. Posteriormente, aparecieron las persianas eléctricas, que reducían a cero este inconveniente y en esta oportunidad, se ha llegado más lejos permitiendo el control a distancia, incluso con el móvil, para abrir o cerrar las persianas automatizadas.

Parecerá desde lejos poca cosa, pero realmente, la posibilidad de controlar los detalles de nuestro entorno garantiza una experiencia superior en cuanto al confort que podemos experimentar en nuestro hogar como un sitio altamente personalizado.

Las persianas y el atractivo visual

Habíamos mencionado que el atractivo visual fue un punto a favor de las persianas en sus orígenes. Esto aún se mantiene y no solo por su aspecto moderno sino que también porque las mismas permiten jugar con la luz natural en un espacio determinado.

Con un cómodo control a distancia, esta atractiva cualidad se ve repotenciada al momento de adquirir un sistema de control asociado a la domótica. La luz puede ser un factor positivo o negativo dependiendo de la hora y la situación en la que nos encontremos.

Por ello, es de vital importancia, para quienes consideran la este factor, disponer de un elemento que permita el control minucioso sobre las persianas automatizadas. Una vez que se ha logrado ejercer un control sobre todos esos aspectos es posible decir que el hogar es el lugar más adecuado para expresar nuestra personalidad y nuestros gustos particulares.